¡Wow pero que bonita boda!, sucedió un 19 de noviembre de 2016, en el estado de Colima.
El Clima y el  atardecer perfecto marcaron la pauta de los  aires pre decembrinos.
Karla, la feliz  novia mostro su sencillez  y elegancia, eligiendo un maquillaje natural, resaltando lo mejor de ella, su sonrisa. Es de esas chicas con buen gusto, que todo lo que use  se le ve bien.

1_

2_

3_

La compañía fue muy importante, su mamá y su suegra siempre se mantuvieron al lado de ella, consejos, sonrisas, una vibra de amor y respeto se respiraba en maquillaje.

4_

5_

6_

7_

Y que decir de las fabulosas damas de honor, mujeres radiantes pero sobre todo  confidentes de la novia, afortunados aquellos hombres que están junto a ellas. Con dos botellas de Moët, celebraron a la vida pero sobre todo celebraron al amor.

8_

9_

12_

Entre risas y nostalgia las damas ayudaron con los últimos detalles, vestido, aretes, anillos, tiara,  listos para dar el sí para toda la vida.

42_

13_

14_

16_

17_

Mario el apuesto novio llego para la foto, como príncipe de cuento, traje azul marino y un ramo de flores para su amada novia.

18_

19_

20_

Fue entonces que la magia comenzó. Karla y Mario  hacen vibrar el ambiente, transmiten paz y alegría. No se necesita tener una boda espectacular con un amor tan real y divertido.

0_

21_

22_

23_

Comala fue testigo de su amor, su promesa de juntos para toda la vida, fue donde Pedro Páramo, un pueblo mágico para  un enlace mágico.

24_

25_

26_

27_

28_

29_

30_

Amigos y familia llegaron a la fiesta,  Karla y Mario los recibieron con el corazón abierto. Abrazos, risas y recuerdos derramaban felicidad y con toda la razón si la feliz pareja inspira confianza, amistad y una forma especial de vivir el amor.

31_

32_

33_

34_

36_

37_ 38_

39_

40_

 

 

 

 

promo-image